miércoles, agosto 18, 2004

Venezuela: ¿Y ahora qué?

Decía ayer Juan Ramón Rallo que "centrar las discusiones en la pulcritud del proceso electoral es un error", y es verdad, pero es que naturalmente hay que centrarlas ahí, por lo menos hasta que se aclare todo. He de reconocer que ni ahora mismo tengo claro si fue un pucherazo o no. Es verdad que la diferencia de votos fue escandalosa -tan escandalosa que aunque ningún votante del chavismo hubiese ido a votar, el sátrapa habría ganado el revocatorio, tócate las narices-, pero la respuesta de la OEA y de la Fundación Carter también fue contundete, unos organismos a los que no les ha temblado la voz al denunciar otros pucherazos de dictadores como en Haiti o en Panamá. Claro que también la noticia de hoy de Globovisión es como para ir a mear y no echar gota, o echar directamente sangre. Por eso estoy confundido, como diría el filósofo. Pero esto no tiene más discusión, hay que analizar las dichosas máquinas, las papeletas y todo este siniestro tinglado, cosa que no se antoja fácil. Hombre, parece que la balanza se decanta por el lado del fraude, pero lo veremos, o eso espero. Hay otra cuestión a parte de las que apunta JR y que viene de mucho antes: Venezuela está dividida. Más que dividida, polarizada, en una acertadísima expresión que últimamente se utiliza mucho. Los chavistas y los opositores son absolutamente irreconciliables, y me parece que en este tema no hay más vuelta de hoja. En estos años Chávez ha hundido a su país, pero con las misiones y demás corruptelas ha hecho ver a la mitad de la población que el sistema funciona. Mejor dicho, intentando hacer ver que el sistema funciona o haciendo funcionar el sistema ha hundido a su país. Y es que es muy simple, y ya ha pasado en Cuba, en la antigua URSS, en media Asia, en casi toda África y, en cierta medida, en la España de los años 30. Y la desgracia -y aveces, el acierto- es que casi todos estos precedentes terminaron en guerras. Venezuela va por ese desgraciado camino, gracias a Chávez y a este sistema homicida. Lo de los votos es una cuestión fundamental. Si se descubre el fraude, existen bastantes probabilidades de un levantamiento civil. Si no hay fraude, el levantamiento no tardará en llegar, quizá tras la ruina del país. Ya se sabe, los polos iguales se repelen, y en Venezuela una mitad repele a la otra.

lunes, agosto 16, 2004

Chávez gana el revocatorio

Las cifras: Con el 94,49% del escrutinio, Chávez, el "no", ha gando el revocatorio con un 58,25% de los votos, es decir, 4.991.483 votos; la oposición, el "sí", ha conseguido el 41,74%, 3.576.517 votos. Cuando me reponga seguiré escribiendo.

Desengrasando: dos apuntes sobre los JJOO

I. Hay sorpresas y sorpresas. La de ayer en el partido de baloncesto entre Estados Unidos y Puerto Rico fue de las gordas gordas. Los americanos perdieron humillantemente por 19 puntos: Puerto Rico, 92 - EE.UU., 73. Humillante por dos razones: la evidente y verdadera, porque la NBA es la mejor liga del mundo y el equipo americano de estos Juegos con Duncan o Iverson es de primer nivel -aunque quede lejos de aquel Dream Team-, y una derrota ante un equipo como Puerto Rico no es moco de pavo. La segunda razón es una razón comercial, pero comercial fuera de EEUU, sobre todo, porque estas cosas los yankees como que se las pasan por el arco del triunfo, y hacen bien. No así el comentarista de la TVE durante el partido que repitió en tono jocoso unas cinco o seis veces, cuando la victoria de Puerto Rico era inminente: "El Estado Libre Ascociado, el Estado Libre Asociado". Claro, este tipo de percepciones -lo reconozco- son mis obsesiones y ya voy a ir pidiendo vez a mi sicoanalista. Lo gracioso de la historia es que al final del partido los jugadores de ambos equipos dejaron de lado todo este tipo de disputas que sólo importaban al comentarista para juntarse, abrazarse, darse la mano y hacer corro en el círculo central. Me gustaría saber si pasaría lo mismo si un aizkolari de Palencia ganara a uno de Donostia o más bien habría algún tipo de incidente institucional. II. También son obsesiones: mi sicoanalista se va a forrar, pero es que en TVE hasta el deporte es arrojadizo. Y es que no sé cuantas veces habré oído cosas como "qué curioso, EE.UU. pierde e Irak gana", "por primera vez en Bagadad los disparos que se oyen no son por al guerra de EE.UU., sino por la victoria de su equipo en las Olimpiadas", "¡Menuda situación!, en la presentación EE.UU. e Irak se cruzan en los desfiles (!)", y muchas más. Pues nada.

Con Venezuela

A estas horas de la madrugada en España (las 2.50 h.) la prensa está dormida. En cambio, en Venezuela (20.50 h.) uno no puede ni cerrar los ojos. Las urnas tenían previsto cerrarse hace media hora, pero las colas son inmensas (algunos informas hablan de millones todavía en las colas). En este momento ha votado en torno al 68% pero todavía quedan muchas personas sin haber ejercido su derecho, por eso se ha retrasado el cierre de las urnas hasta que haya votado todo el mundo, y eso puede ser incluso en la madrugada del lunes, hora de allá. El gobierno del dictador comandante ha prohibido las llamadas israelitas y demás estimaciones de votos, así que hay que esperar los resultados oficiales. Acabo de escuchar en la BBC en Español -que está haciendo un gran trabajo sobre el revocatorio- a un representante de la Coordinadora Democrática exultante por los datos que tiene aunque no ha podido dar cifras ya que está prohibido, como quedó dicho; acto seguido, ha hablado otro representante del partido del gobierno igual de exultante. Ahora mísmo no hay nada claro. La noche será larguísima. Según acabo de escuchar, los primeros resultados saldrán en torno a las dos de la madrugada, hora de Venezuela. Esperemos que tras la calma, no llegue la tormenta. Serguiremos al tanto.

domingo, agosto 15, 2004

Día grande en Venezuela

Hoy estaremos todos pendientes de Venezuela en uno de los días más importantes de su Historia reciente. Ahora son en Venezuela aproximadamente las doce del mediodía. Quedan todavía bastantes horas, pero hay una buena noticia ante todo y es la masiva participación. Así, las palabras de Jimmy Carter que dan sin duda más ánimo a la oposición que al dictador: "El Centro Carter ha participado en más de 50 elecciones en el mundo, y ésta es la presencia de votantes más grande que he visto hasta ahora". Queda un largo día.

jueves, agosto 12, 2004

¿Qué pasará en Venezuela?

Como ya todo el mundo sabe este domingo 15 de agosto (el 15-A, como se le conoce) Venezuela someterá a referéndum la continuidad o no de Chávez al frente del Ejecutivo con la suigiente pregunta: "¿Está usted de acuerdo en dejar sin efecto el mandato popular otorgado mediante elecciones democráticas legítimas al ciudadano Hugo Rafael Chávez Frías como presidente de la República Bolivariana de Venezuela para el actual período presidencial?". No sé si estarán conmigo, pero la pregunta es capciosa, o por lo menos, confusa. De todas maneras, éste no es el tema. El tema es qué pasará con Venezuela a partir del domingo. Pues habrá que esperar hasta el domingo, pero la cosa está bastante fea. Evidentemente hay sólo dos opciones: que gane Chávez y siga hasta el 2007, o que pierda, por lo que se convocarán nuevas elecciones a las que casi con toda seguridad se volverá a presentar el Comandante. Lo menos malo es que gane la Coordinadora Democrática, naturalmente. Sin embargo, esta oposición es extremadamente heterogénea en la cual tiene cabida tanto partidos de derechas como de izquierdas, sindicatos, ONGs, asociaciones, movimientos sociales, etc., lo que no da mucha seguridad para las siguientes elecciones, además de tener un discurso bastante antiliberal y populista. Claro está, no tan antiliberal ni tan populista como el del dictador Chávez, la otra opción. Esta otra opción sí que es catastrófica: Anularía casi por completo a la oposición sabe Dios hasta cuándo, la democracia caería hasta la altura del betún, Chávez gobernaría, como mínimo, una década más llevando a Venezuela al abismo, y arrastranso a media América Latina con ella. Todo eso unido a la tremenda corrupción del régimen del Comandante harto conocida, así como la de su familia que ahora desvela El Nuevo Herald. Hay otra cosa preocupante sobre las elecciones del domingo en el caso de que gane la Coordinadora Democrática y es qué hara Chávez. No está de más recordar que este sujeto ya ha perpetrado dos golpes de Estado, fallidos afortunadamente, uno suyo, y otro de sus secuaces, suyo en definitiva. Teniendo en cuenta que los mandos militares comen en la palma de la mano del dicatador (porque sino van a la cárcel o son asesinados, como ha pasado en febrero de 2002) y que durante las elecciones el Gobierno ha puesto a 118.000 soldados repartidos por Venezuela para contener revueltas la cosa no pinta bien. Pero estos son futuribles, y ya se verá todo el domingo. Lo importante es que gane el "Sí", y luego se verá. Un último apunte que no me resisto a contar, y que, aunque sólo fuera por eso, vale para no votar al dictador: Resulta que ahora los apoyos a su régimen llegan de todas partes. Alguna vez conté los de Argentina o Brasil. Pues ahora vuelve a ser desde Brasil donde uno de los grupos más siniestros vestidos de ONG, el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), junto a la Central Unica de los Trabajadores (CUT) y a la Unión Nacional de Estudiantes (UNE), envían su solidaridad al sátrapa por medio de una misiva de la que se caen perlas de este calibre: "El gobierno de Chavez representa una experiencia democrática latinoamericana que es necesario preservar y que sirve de ejemplo para los demás países". Declaraciones a las que se une -ya en casa- la incombustible y moribunda Izquierda Unida, que es que no pierde comba. Toda una lección de democracia. Por cierto, lecciones las que da Alberto Míguez sobre política internacional y sobre la situacion venezolana. En fin, seguiremos al tanto.

domingo, agosto 08, 2004

A una semana del referéndum en Venezuela

Dentro de una semana se realiza en Venezuela el referéndum revocatorio contra el dicatador vestido de demócrata Hugo Chávez. Dentro de siete días. De natural suelo ser optmista, pero la cosa se pone muy fea: Chávez está haciendo lo imposible por silenciar a la oposición en los medios de comunicación, además de otras artimañas repugnantes como regalar la ciudadanía a 200.000 colombianos creando una buena bolsa de votantes. Su campaña electoral se ha vuelto completamente demagógica explotando una de las vergüenzas de la izquierda latinoamericana (también de gran parte de la derecha) como en el discurso antiamericano; así, en palabras de Chávez:
Y no es que lo diga Chávez, lo han dicho aquí los trabajadores. Que sepa el imperialismo norteamericano que si se le ocurre alterar el curso de la democracia bolivariana, que sepa el señor Bush que si se les ocurriera con su imperialismo venir a tratar de alterar, como lo hizo en 2002 y 2003, la buena marcha del pueblo venezolano, si se le ocurre meterse con Venezuela, sepa que ni una gota de petróleo le llegará a Estados Unidos.
Tras este tipo de declaraciones uno entiende las infinitas trabas que el dictador ha puesto a los observadores electorales estadounidenses -como el Centro Carter- o a otros organismos internacionales -como la Organización de Estados Americanos- para controlar el referéndum. Ninguna pega ha puesto, en cambio, a sus 98 observadores. Es más, gastos pagados. Entre su clientela se encuentra gente de la bajeza moral de
Hebe de Bonafini, la lideresa de la facción ultraizquierdista de las Madres de Plaza de Mayo de Argentina, una peculiar activista de los derechos humanos que en el 2001 se declaró ''contenta'' por los ataques terroristas contra Estados Unidos del 11 de septiembre. Entre otros invitados por el gobierno de Chávez -todavía no esta claro si aceptaron- figuran los premios Nobel Adolfo Perez Esquivel y Rigoberta Menchu, dos entusiastas defensores de la dictadura cubana. [Andrés Oppenheimer, Venezuela: ¿Observación electoral o turismo?, de recomendable lectura]
Queda una semana. Y ahora me acabo de enterar de algo que ya se suponía, pero que hasta ahora no había visto escrito: "Hugo Chávez ha despedido en siete meses a 3 mil empleados del gobierno que firmaron en favor del referéndum". Así se las va gastando semejante personaje. Los que se pasan por estas páginas de vez en cuando puden ver que ya he hablado alguna vez de la situación de Venezuela (aquí y aquí, por ejemplo). Evidentemente, hablo desde la distancia que da un océano, pero desde la proximidad que da el amor por la libertad. Algo va mal en la mayoría de los países hispanoaméricanos y no alcanzo muy bien a comprender cuál es la cuasa primera; bueno, sí que alcanzo: el odio a la libertad de algunos gobernantes y el miedo a la libertad de la mayoría de los ciudadanos. Queda una semana para uno de los procesos más importantes de la historia reciente de Venezuela y para los países de su entorno. Espero que muchos de ustedes sigan de cerca la faena venezolana, porque no sé cómo se comportará la prensa española. Desde aquí se seguirá.

domingo, agosto 01, 2004

La pelota vasca

No sé como saldrá este post, porque son casi las cuatro de la madrugada y porque estoy enfadado, muy enfadado. Acaba de terminar en Canal + el famoso documental de Julio Medem. Ya hace más de un año que se estrenó pero juré no verlo en el cine ni alquilar la película. Ahora la veo en la cadena de manera pirateada, lo que me hace tener la conciencia más tranquila. Seguramente, los que lean esto habrán visto ya La pelota vasca. Hoy sólo escribo para poner impresiones y algunas frases que he cogido a vuelapluma que anoto entre comillas. Algunas cosas:

  • Hay una bochornosa manipulación de la historia del nacionalismo vasco, desde su origen hasta nuestros días.
  • En algunos momentos tuve la sensación de que el porblema no radicaba en ETA sino en la dureza de la segunda legislatura de Aznar.
  • Muchas de las declaraciones de dirigentes del PP, del PSOE, de intelectuales constitucionalistas se insertaban entre apologías nacionalsitas suasorias con lo que quedaban a la luz del espectador como incongruentes o sencillamente falsas.
  • "Sabino Arana era racista porque en aquel momento todos los discursos políticos era racistas".
  • "Como yo no voté la Constitución, ésa no era mi Constitución" (Ardanza).
  • Se deja entrever que la tregua no era trampa y la culpa de que ETA volviera a matar fue de la arrogancia del PP.
  • El PP usa de manera muy astuta el terrorismo y "gestiona el dolor".
  • "La libertad de expresión en España durante la mayoría absoluta del PP bajó al nivel de la II Guerra Mundial".
  • España no entiende el conflicto porque la opinión pública está intoxicada por el "hipernacionalismo" del PP.
  • Una prioridad y un derecho de los presos es que estén encarcelados en las prisiones del País Vasco.
  • Y dos conceptos por encima de todo "diálogo con todos", con los terroristas también, y "autodeterminación".

Evidentemente, hay otras muchas lindezas. Supongo que entenderéis mi calentón. Quizá lo más fuerte sea la mezcla simultánea de imágenes de féretros y familias destrozadas y declaraciones de etarras que estuvieron presos. Supongo que a mucha gente le habrá gustado. A mí me ha parecido nauseabundo. Sin embargo, recomiendo que la gente que pueda lo vea, si es posible bajándolo de internet o pirateándolo (ya confesaré mis pecados). Hay cosas buenas, todo hay que decirlo: la fotografía y la relaización son muy buenas, y la idea de que no exista un narrador, sino sólo las declaraciones de los protagonistas es un acierto (y un lavado de manos muy astuto por parte de Menem). Para terminar con buen sabor de boca, una de las perlas que porducirían carcajada si no fueran acompañadas de imágenes de asesinados y asesinos. Felipe González dixit hablando de esa intoxicación informativa: "El PP ha conseguido hacerse con el poder mediático de este país [España]".