lunes, julio 18, 2005

Don't cry for me, Argentina

Llora por ti, que buena falta te hace. Usted, argentino de bien, ¿qué prefiere: el capitalismo o el terrorismo? El terrorismo, sin duda. Bin Laden a Bill Gates, Chávez a Blair. ¿Qué tal? Esto es lo que se desprende de una escuesta que más que nada muestra una tendencia. Así lo explica Gustavo Lizzari en un artículo que presenta un panorama más que dantesto de un país que décadas atrás estuvo a la vanguardia de la inteligencia. Si en este lado del Atlántico nosotros nos quejamos con lo que tenemos, qué será de nuestros colegas de allende los mares, que se dan día a día de bruces con un muro de cemento armado, de platino iridiado. Off Topic (Gallardoneando): Feliz Aniversario por lo primero, y lee un poquito más que esas cosas no hacen mal a nadie, igual te llevas una sorpresa.

lunes, julio 11, 2005

Que nos jodamos

Dice Manu que nos jodamos. Y es que últimamente ha aparecido una noticia que ha hecho temblar los cimientos del liberalismo, ha conseguido que todos los liberales nos sumamos en un mar de lágrimas que ha acabado con nuestras esperanzas. Resulta que, como sabréis -qué noches de insomnio- Luxemburgo ha dicho "Sí" al Tratado por el que se establece una Constitución Europea, es decir, que una avalancha de 122.000 europeos se ha echado a las urnas para decir que sí. Y manu dice que nos jodamos, en un alarde de hipertextualidad que haría las delicias de Gérard Genette. Más interesante que el post es la cascada de comentarios que suscitó. Por allí se dejó caer Eaco a dar doctrina. Je:
Sí, lo cierto es que la situación ha dado un giro copernicano con la aprobación de la Constitución por la superpotencia luxemburguesa. Los estatalistas podéis estar orgullosos de semejante hazaña. Lástima que Liechtenstein, San Marino o Andorra no formen parte de la gloriosa Unión Europea para terminar de dar el definitivo espaldarazo a ese engendro socialista.
Termino con una captatio benevolentiae a lo Gallardón: reconozco que visito diariamente a Manu, a Escolar, y a otros muchos blogers de izqueirdas porque me resultan interesantes, además de un ahorro de tiempo, ya que te permite ver qué piensa El País, la Ser o Informativos Telecinco sin tener que mirar niguno de esos medios. Claro, hay veces que se les va la mano, y la ideología de partido hace que sean capaces de vomitar sobre cadáveres todavía calientes y a renglón seguido licuarse con Cebrián. Ya se sabe, de tal palo tal pestiño.
Una democracia a años luz de la nuestra.