miércoles, junio 07, 2006

Madina

Recuerdo que hace tiempo me resultó muy difícil escribir aquel post sobre Pilar Manjón, porque me duele hablar mal de una víctima del terrorismo. Hoy me sucede lo mismo con Eduardo Madina, diputado del partido socialista en el Congreso que perdió una pierna en un atentado etarra. Alguna vez dijo que no sentía odio hacia el terrorista que atentó contra él. ¿Qué siente por Acebes? Me entero por Nacho Escolar, que lo vio antes en la Crispación:
Aunque bien pudiera parecer que es un guiñol, Acebes existe. Es de carne y es de hueso. Desconocemos el color de su sangre y el drenaje de sus riñones pero sabemos a ciencia cierta que Acebes respira y que Acebes anda. El Señor en cuestión es éste de la fotografía ¿Qué me dicen de él? Fijense en esa postura de cura franquista cargado de odio y rencor, esa predisposición al permanente vómito tan característica de los demócratas de centro reformista. ¿No les molesta la foto? A mí sí. Si me acerco a la imagen me pongo nervioso. Es como si de esa boca saliera un insoportable aliento sobrecargado, un penetrante olor a vinagre caducado que me revuelve en mi silla. Si se fijan bien, da la sensación de que incluso un hilillo de mala baba cae por la boca en la línea recta que marca la corbata hasta desaparecer detrás de la atril. Cae y cae hasta perderse, suponemos, por las alcantarillas de Génova. Es como si la gaviota del pp, ya manchada en su ala derecha, estuviera huyendo despavorida de la baba de vinagre que se desprende de Acebes. Miren la mano acompañando ese sonido sordo de voz. Todo el que no piense que Acebes dice la verdad es un miserable. Ni se les ocurra dudar. Sigan la línea de la mano y proyectenla hacia la cabeza. Suban hasta la punta más alta del cerebro (12 años para aprobar derecho, no hay ninguna razón para tener miedo al mal de altura) y bajen después en línea recta hacia la parte derecha de la atril, hasta la mano escondida de Acebes. Las líneas, podrán comprobar, forman un triángulo. Es el equilátero de Dios. La morada de Acebes en su absoluto perfecto. Esta semana, el vómito huele peor que nunca y como siempre, está dedicado a Zapatero, que como todo el mundo sabe es un militante de ETA y eso no se puede discutir porque es sencillamente evidente. Es así y punto.

3 Comments:

Blogger Marzo said...

El problema con Madina y Manjón es que son víctimas de fuego que creen amigo, o, como mínimo, enemigo de su enemigo, cuando en realidad es también enemigo suyo.

Como los que preguntaron el 11-S: "¿Por qué en Nueva York, si aquí votamos demócrata?"

6/07/2006 06:50:00 p. m.  
Blogger kalimero said...

Yo no entro en escolar.net ni mucho menos en el blog de este señor precisamente para no tener que tragar hiel en dosis de caballo y me lo tengo que encontrar en este blog. En fin. Al respecto de Madina y demás compañeros del PSE es muy esclarecedor el post de Navajas en su blog de PD, A fuer de liberal. Agrupé-monos to-dos, etc.

6/07/2006 07:05:00 p. m.  
Anonymous Florecilla Silvestre said...

Cuando Aznar sobrevivió a un atentado lo caricaturizaban subido a los restos del coche en que iba para medir su talla política. No me imagino lo que pasaría si dibujasen a Medina sacándose la prótesis para atizarle en la cabeza a Acebes.

6/07/2006 07:26:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home